Cavitación estética

Asi se conoce a la novedosa técnica que permitiría eliminar grasas localizadas, sin necesidad de pasar por el quirófano. Especialistas aseguran que sólo una sesión de cavitación basta para reducir entre tres y cinco centímetros.

Cuando llega la época en que todas las mujeres (y por qué no hombres) hacen lo imposible para verse bien en el verano, aparece en escena la cavitación, una revolucionaria alternativa a la liposucción para eliminar esas zonas imposibles del cuerpo, sin cirugías.

Esta alternativa en aparatología médica es indolora, se aplica sin anestesia y no es invasiva. Además no tiene postoperatorioEs un tratamiento rápido, que muestra resultados desde la primera sesión. Los cambios evidenciados van entre los tres y cinco centímetros en la primera aplicación.

El tratamiento de ultra cavitación se aplica en diez sesiones para modelar las zonas más complicadas de eliminar.

La cavitación es la más novedosa tecnología para el tratamiento de adiposidades localizadas, celulitis, previo y post liposucción y remodelación corporal.

El método consiste en la generación controlada y repetida de microburbujas de vacío en el interior de un líquido, fluido o material fisiológico, seguido de su propia implosión.

Así, la emisión de ondas ultrasónicas de baja frecuencia y potencia, crea un rápido aumento y disminución de presión -que se alterna a un ritmo de aproximadamente 40 mil veces por segundo-.

El efecto es una deformación controlada y repetida de las células adiposas lo cual genera su destrucción por rotura de las membranas plasmáticas, sin afectar vasos sanguíneos, nervios u otras estructuras.

La cavitación se caracteriza por lograr romper las difíciles estructuras de los depósitos grasos localizados “en zonas que suelen ser resistentes a las dietas de adelgazamiento, dado su carácter de almacenamiento y no son fáciles de eliminar, tampoco, a través del ejercicio o los masajes”.

La doble cavitación, por otro lado, es el efecto producido por dos ondas de frecuencias distintas y combinadas, generando de forma controlada y repetitiva micro burbujas de gas. Paralelamente estas ondas interactúan generando un elevado aumento de temperatura interna por el efecto de vibración de la resonancia molecular y de la cavitación. El efecto de las burbujas es el aumento de temperatura, dado que acumulan energía, hasta que se colapsan y implosionan. Las células adiposas se exponen a esta energía, y por lo tanto se destruye de forma selectiva la grasa con la consiguiente transformación de la esta sustancia líquida, que después será eliminada a través del sistema linfático y urinario. Si se combina este procedimiento con el endomasaje, se genera una succión sobre la célula y se produce un estiramiento del tejido, aportando oxigenación a la zona, así como una mejor irrigación sanguínea.

Este tratamiento permite por efecto sonoforético una penetración de los principios activos y enzimas de cosméticos, consiguiendo un aporte muy importante de nutrientes muy beneficiosos para el organismo. Es muy recomendable realizar un drenaje en la zona justo después de la sesión para ayudar a la eliminación. No necesita anestesia y está dotado con la máxima seguridad para el paciente con un diagnóstico y un control previo realizado por el propio aparato. Permite resultados visibles a partir de la tercera sesión y con un efecto duradero. Se trata de un sistema que asegura eficacia y estabilidad a lo largo del tiempo. Por otro lado la ultra cavitación incorpora ultrasonidos de baja frecuencia, que logran romper el tejido graso sin dañar la micro circulación. A través de las ondas que propagan vibración de ultrasonidos, se genera una sucesión de burbujas que crean una compresión estable capaz de separar los nódulos grasos, romper la membrana de los adipocitos y emulsionar la grasa que albergan.

Duración de las sesiones de Cavitación

Normalmente los tratamientos duran 35 minutos, que se reparten en un sola área de trabajo: abdomen, glúteos, zona externa o interna de la pierna. En cada sesión, hay una reducción de volumen de unos 2cm. Las sesiones se deben realizar cada 72 horas, tiempo necesario para que el organismo elimine la grasa. Se recomienda realizar entre 6 y 12 sesiones, dependiendo de la zona tratada y del estado del paciente. El mínimo de sesiones recomendadas son de 6 a 10.

¿Posee Contraindicaciones?

Las contraindicaciones son las que se conocen y se deben tener en cuenta para la aplicación de cualquier aparatología de estética no invasiva, como: personas con alguna afección en la zona a tratar, portadores de marcapasos y cardiopatía, mujeres embarazadas o que ospechen poder estarlo, personas que están haciendo algún tipo de tratamiento con drogas, menores en etapa de crecimiento, implantes en la zona, entre otras.

Siempre que exista duda, debe asistir a su médico de confianza y realizar la consulta y derivación correspondiente.

Compartir

Dejar respuesta

*