Las jornadas de bajas temperaturas son ideales para realizar en la piel procedimientos que son difíciles de realizar durante el verano dado que muchos de ellos producen una ligera irritación de la piel, o requieren resguardo de los rayos UV. Alternativas para un rostro luminoso.

El invierno es la estación ideal para el tratamiento y cuidado de la piel. Es la época perfecta para revertir los efectos nocivos que produjeron los rayos solares durante el verano, tales como manchas, lentigos, maculas actínicas y queratosis.
Es excelente también para contrarrestar alguno de los signos de envejecimiento tales como aumento de la porosidad cutánea, falta de brillo y luminosidad, arrugas finas, etc. Se pueden llevar a cabo tratamientos que son difíciles de realizar durante el verano dado que muchos de ellos producen una ligera irritación de la piel.
Uno de los tratamientos más utilizados en los principales centros del mundo es el láser de c02 fraccionado (Scan-Peel), indicado para tratar líneas y arrugas peri bucales, líneas y arrugas peri orbitarias, queratosis solares, máculas actínicas, fotoenvejecimiento, cicatrices de acné, lesiones de la piel.
¿Cómo trabaja?

Produce una expoliación de las capas superficiales, las más envejecidas de la piel, las cuales le dan ese aspecto poroso. Al producir la expoliación de las mismas también elimina el pigmento depositado y por ese motivo la piel adquiere un aspecto luminoso, casi mágico.
Se produce también un calentamiento térmico del colágeno profundo, con lo cual aumenta la tensión de la piel y otorga un efecto símil lifting. Hoy en día se están desarrollando nuevas técnicas basadas en la radiofrecuencia y agujas muy finas que aumentan el calentamiento del colágeno profundo y produce un efecto tensor en la piel. Estas técnicas van a ingresar a la brevedad en nuestro país.

Las áreas corporales más frecuentes a ser tratadas por estos métodos son aquellas más expuestas al sol. La cara, el cuello, el escote y las manos son las más solicitadas por el paciente.

El tratamiento se realiza en consultorio. Este procedimiento es bien tolerado por el paciente y se pueden utilizar cremas anestésicas 40 minutos antes del tratamiento.
Si bien generalmente no son necesarios cuidados previos, en algunos pacientes se realizan primero tratamientos nutritivos y despigmentantes unas semanas antes.
Luego del tratamiento es necesaria la utilización de cremas descongestivas y fotoprotección.

El eritema (enrojecimiento) que deja el sistema Scan Peel dura 2 o 3 días, luego de los cuales el paciente reanuda su actividad. El Scan Peel se diseñó para producir un rejuvenecimiento de la piel sin tener que interrumpir la rutina diaria. Es muy importante adecuar el tratamiento a cada paciente.

Por: doctor Ricardo Hoogstra. Cirujano plástico. Miembro titular de la Sociedad Argentina de Cirugía plástica y de la Sociedad de Cirugía Plástica de Buenos Aires

Compartir

Dejar respuesta

*