Después de la exposición al sol, al mar, a la arena, a altas temperaturas y el aire acondicionado. Nuestra piel necesita renovarse, renacer.

La piel que se encuentra, engrosada, apagada, deshidratada, necesita descamarse rápidamente, para dar lugar a la regeneración de una nueva piel. Nutrida, fina, elástica, radiante, luminosa. Preparada para resistir a la baja temperatura del invierno, con la contrastante calefacción de los ambientes.

Es muy importante conocer que, cada piel es distinta, según el estilo de vida de cada persona, sus hábitos, el lugar donde vive, el lugar donde pasa la mayor parte del día, su genética, su biotipo cutáneo, entre muchas otras cosas. Es lo que define que productos y que tratamientos, son los indicados para el bienestar y cuidado de su piel. Es importante destacar que, el hecho de que un producto cosmético sea el ideal para una amiga, no significa que este mismo producto vaya a ser el ideal nuestro. Cada mujer es distinta, es un individuo. Y de la misma manera debe ser tomado el cuidado y bienestar de su piel.

Muchas veces, el problema no es más ni menos que, el uso inadecuado de un producto cosmético. Ese problema, simplemente se erradica, con la consulta y el apoyo profesional.

A fin de obtener los mejores resultados para cada una de nuestras clientas, es que en Connie Moreno, maquillaje y Belleza. Previamente concertamos una entrevista, en la cual el profesional, junto con los valiosos datos que le aporta la clienta. Realiza lo que llamamos Diagnóstico del estado de la piel. Y, en base a este diagnóstico, diagramamos un plan de tratamiento, personalizado. Aplicando los principios activos indicados, por intermedio de técnicas de masaje y aparatología.

Cada plan de tratamiento, incluye el Kit. de productos necesarios, para continuar con el apoyo domiciliario del mismo.

Connie Moreno 
Cosmiatra- Maquilladora
Fuente: www.conniemoreno.com.ar

Compartir

Dejar respuesta

*