Obesidad Tratamientos y consejos

La obesidad es una enfermedad crónica, caracterizada por un exceso de la cantidad de peso corporal total, de todos los tejidos del cuerpo humano ( grasa, hueso, músculo), específicamente un exceso del tejido adiposo o grasa corporal. La obesidad consiste en una cantidad excesiva de grasa corporal, en cambio el sobrepeso consiste en un exceso de peso corporal debido a masa muscular, huesos, grasas o agua. Obesidad significa tener un exceso de grasa en el cuerpo. Se diferencia del sobrepeso, que significa pesar demasiado.

 

Esta enfermedad se asocia a condiciones concomitantes serias ( diabetes, dislipidemias, hipertensión) que conducen a una mayor morbilidad y mortalidad.

 

La cantidad de personas obesas está aumentando. En el mundo, hay aproximadamente 1.200 millones de personas con sobrepeso y al menos 300 millones de éstas, son obesas, a pesar de que la obesidad es uno de los 10 riesgos para la salud más fáciles de prevenir, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud. En los Estados Unidos, más de 97 millones de adultos (es decir, cerca de dos tercios más de la mitad) tienen sobrepeso y aproximadamente uno de cada cinco adultos es obeso. Entre los adolescentes y los niños mayores de 6 años, más del 15% está excedido de peso; esta cifra triplica la cantidad de personas jóvenes que tenían sobrepeso en la década de 1970. En los Estados Unidos, al menos 300.000 muertes por año están asociadas con la obesidad, las mujeres tienen un riesgo mayor de volverse obesas que los hombres.

 

Una persona con sobrepeso o con obesidad corre el riesgo de sufrir muchas enfermedades y problemas de salud. Cuanta más grasa corporal y más peso tenga una persona, más probabilidades tendrá de sufrir de enfermedades del corazón, presión arterial alta, diabetes de tipo 2 (demasiada azúcar en la sangre), cálculos en la vesícula, problemas respiratorios (apnea del sueño), derrames cerebrales, artritis y ciertos tipos de cáncer.
La medida más útil y precisa del sobrepeso y la obesidad (grasa corporal) es el índice de masa corporal (IMC). Éste se basa en la estatura y el peso y se usa en adultos, niños y adolescentes. Se calcula dividiendo el peso del sujeto en kilogramos por el cuadrado de la talla en metros (IMC = kg / m2).

 

IMC menos de 18,5 es por debajo del peso normal.IMC de 18,5-24,9 es peso normal.

 

Los adultos con IMC entre 25 y 29.9 se consideran con sobrepeso.

 

Los adultos con un índice de masa corporal superior a 30-39,9 se consideran obesos IMC de 35,0 o mayor en presencia de al menos una otra morbilidad significativa es también clasificada por algunas personas como obesidad mórbida.

 

IMC de 40,0 o mayor es obesidad severa (o mórbida) o cualquier persona con más de 45 kg (100 libras) de sobrepeso se considera que sufre de obesidad mórbida.

 

Otra medida útil es la circunferencia de su cintura.-

 

La grasa corporal que se acumula en el área abdominal y que se conoce como “obesidad abdominal o central” constituye un riesgo de salud mayor que la grasa corporal que se acumula en el área de las nalgas y de los muslos. Por esta razón, la medida de su cintura le proporciona información valiosa con respecto al riesgo que usted tiene de desarrollar enfermedad del corazón, presión sanguínea elevada, colesterol alto y diabetes de tipo 2. La medida de la circunferencia de la cintura abdominal es elevada si es mayor a 101,6 cm en los hombres o 88,9 cm en las mujeres.

 

Qué es el síndrome metabólico?

 

Una medida alta de la circunferencia de la cintura abdominal puede ser una señal de una condición llamada síndrome metabólico, el síndrome metabólico es muy común; éste afecta a uno de cada cuatro adultos en los EE. UU. El síndrome metabólico con frecuencia progresa a diabetes de tipo 2, y el tratamiento de este síndrome puede ayudar a prevenir esta forma de diabetes.

Una persona tiene síndrome metabólico si reúne por lo menos tres de las cinco condiciones(hipertensión, hipertrigliceridemia (triglicéridos altos), dislipidemia (HDL colesterol bueno bajo), diabetes tipo II. . Los tratamientos para el síndrome metabólico involucran cambios básicos en el estilo de vida, tales como bajar de peso, comer una dieta más sana y aumentar su nivel de actividad. Su médico le puede ayudar a desarrollar un plan específico para hacer los cambios necesarios.

 

 TRATAMIENTO

 

La obesidad severa, que a veces se conoce como obesidad mórbida o sobrepeso extremo, se define como tener un exceso de peso de 100 libras (45,5 kg), y mujeres por lo menos de 80 libras o un 100% por encima del peso corporal ideal.

 

La cirugía bariátrica o cirugía para bajar de peso, estáindicada en la obesidad mórbida(sobrepeso extremo) y si además padece de diabetes, enfermedad cardiaca o apnea del sueño, es la propuesta de cirugía más común, consiste en la reducción de volumen del estómago, lo que limita la cantidad de alimentos que pueda consumirse, produciendose una sensación de saciedad temprana, mientras otras reducen la longitud del intestino, con la que la comida no entra en contacto, restringiendo la cantidad de alimentos que puede digerirse, reduciendo directamente la absorción (bypass gástrico).

 

Muchas personas que se operan bajan de peso rápidamente. Si sigue las recomendaciones de su dieta y hace ejercicio, podrá mantenerse en el peso apropiado. Sin embargo, la cirugía tiene sus riesgos y complicaciones son frecuentes, incluyendo infecciones, hernias y coágulos de sangre.

 

La cirugía en la que se emplea la cinta o banda es reversible mientras que las operaciones en las que se acorta el intestino no lo son. Algunos procedimientos pueden ser realizados laparoscópicamente.

 

Consejos para una buena alimentación

 

Elija alimentos con poca grasa.

 

Reduzca en consumo de azúcar, use edulcorante (splenda, nutra-swet).

 

Reparta su alimentación en 5 comidas al día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.

 

No coma entre comidas.

 

Disminuya el consumo de carnes rojas y aumente el de pescados.

 

Consuma verduras y hortalizas en abundancia.

 

Tome de 2 a 3 piezas de fruta al día. Evite aquellas con abundante contenido en azúcar: plátano, uvas, higos, cerezas, nísperos, chirimollas…

 

Beba abundante agua, entre 1.5 y 2 litros al día.

 

Evite o limite el consumo de alimentos fritos o cocinados con excesiva grasa.

 

No coma los alimentos ricos en calorías.

 

Autor: Dr. Jaime Benítes Solís
Fuente: Medicos Ecuador

 

Compartir

Dejar respuesta

*