flequillo

Si estás cansada de verte siempre igual y tenés en mente un cambio de look pensá en el flequillo. Sin dudas, tu aspecto cambiará al instante y hasta puede darte un aire más juvenil.

 

Podés elegir un flequillo corto, de puntas “mordidas” o uno largo, de una pieza, en contraste con un corte irregular en el que se mezclan las zonas cortas y algunas mechas sueltas largas.

 

Para muchos estilistas triunfa la belleza natural y pura de un cabello suelto, largo y con volumen por encima de los cortes y colores, pero personalizando el flequillo con un corte atrevido, incluso salvaje, hasta crear un juego de volúmenes con flequillos rebeldes y largos.

 

En lo que coinciden todos los expertos es en que el principal éxito de un cabello radica en su cuidado para tener un pelo sano, brillante y sedoso. Así, para los peluqueros actuales priman los buenos champús, las mascarillas apropiadas, o los productos que dan brillo por encima del spray, gominas o espumas, que deterioran el cuero cabelludo.

 

Para conseguir mantener uno pelo sano hay que tratarlo de forma correcta. Primero hay que fortalecer su estructura y evitar su rotura tratándolo con un champú que regenere las fibras capilares dañadas, que aporta textura, suavice y de brillo natural al cabello, sin apelmazarlo.

 

Después es conveniente utilizar una mascarilla termo-activa de hidratación profunda, de las que hay muchas en el mercado, que consiguen un cabello sedoso y brillante.

 

Extraido de Estética & Negocios

Compartir

Dejar respuesta

*