Body Health te cuenta las ventajas de la terapia de vacío, DermoHealth, para combatir la celulitis.

La retención de líquidos en el organismo puede ser causada por varios factores: una dieta exagerada en sal y grasas, alteraciones hormonales, problemas circulatorios, procesos inflamatorios y el uso de ropa ajustada. Debido a esto, el cuerpo se siente sobrecargado por un exceso de líquido que no puede absorber.

Es a través del sistema linfático que corre la linfa, un líquido incoloro, responsable del transporte del exceso de líquidos y toxinas. Cuando ocurre un problema en la circulación linfática, dichas sustancias se acumulan en ciertas partes del cuerpo, causando inflamación y provocando la aparición de celulitis (células adiposas de la hipodermis agrandadas).

La formación de celulitis tiene un proceso: en primer lugar se produce la retención de líquidos en el tejido conectivo; seguido a esto se forman micronódulos, que son grupos de 8 a 10 adipocitos. Luego los lóbulos de grasa son envueltos por las fibras conjuntivas y se convierten en macronódulos. Estos alteran la circulación sanguínea y retienen líquido empujando hacia fuera la epidermis. Las fibras del tejido conjuntivo se oponen a la presión creciente en el tejido y como resultado se producen huecos, que se ven reflejados en la piel como “piel de naranja”.

Las celulitis entorpecen el sistema linfático, que es el encargado de la circulación del líquido corporal. Este entorpecimiento lleva a la congestión del tejido conectivo. La circulación linfática difiere de la circulación sanguínea en que no dispone de un sistema de bomba y depende de las contracciones musculares. Estas complicaciones se agravan por trastornos de la alimentación, el consumo de sustancias tóxicas, café, cigarrillos, alcohol, el sedentarismo y el embarazo.

Body Health desarrolló una terapia innovadora; un tratamiento que aplica terapia de vacío de succión continua a caudal constante para movilizar los distintos tejidos de la piel, la cual estimula la microcirculación, facilita la eliminación de toxinas y sobrecargas adiposas y disminuye el panículo adiposo, generándose así un drenaje linfático, a la que denominó DermoHealth®.

Utiliza una turbina axial, la cual produce una aspiración constante. La aspiración y la acción de los rodillos fijos que contiene el cabezal, provocan en la piel un pliego estudiado y controlado que moviliza los tejidos y la microcirculación sin provocar desgarros, flaccidez ni daños en la piel. Es una terapia no invasiva que descongestiona el tejido celular subcutáneo, dándole mayor firmeza y tensión a la piel. Es capaz de modelar el cuerpo y reducir el volumen, potenciando la lipólisis en los niveles más profundos de la grasa. A su vez, disminuye el número de celulitis y la adiposidad localizada. Permite una mejor nutrición de todas las capas de la piel, mejorando su textura. Además, ayuda a los sistemas de retorno venoso y linfático a cumplir su función.

El drenaje linfático por medio del sistema DermoHealth hace que los ganglios que se localizan justo debajo de la piel sean bombeados haciendo circular con facilidad las toxinas y líquidos acumulados. Esta técnica también estimula la regeneración de los tejidos, tiene acción anti-inflamatoria y mejora el sistema inmunológico.

CONSULTAS: https://www.guia-estetica.com.ar/electromedicina/body-health-group/

Dejar respuesta

*