Mesoglow Tratamiento Antiage

Mesoglow es un método antiaging para atenuar las arrugas, recuperar la lozanía y juventud pero con la ventaja de no tener que hacerse cirugía.

El tratamiento Mesoglow se realiza a través de microinyecciones compuestas de diferentes sustancias, que brindarán nuevamente firmeza y tonicidad a la piel, además de hidratarla profundamente devolviéndole el brillo y el tono muscular perdido.

Esta nueva técnica se aplica tanto en la piel del rostro como del cuello y se realiza una vez por semana con un promedio de seis sesiones en total. Un tipo de procedimiento sencillo y muy rápido.

Además, Mesoglow tiene la ventaja de no ser doloroso ya que se trata de microinyecciones, no necesita de anestesia y es ambulatorio, pudiéndose retomar la rutina diaria de inmediato, e inclusive es posible utilizar maquillaje sin ningún tipo de problema.

Los especialistas aseguran que Mesoglow no contiene contraindicaciones, no irrita la piel, no causa ardor, enrojecimiento, descamación ni picazón alguna. Una vez terminada la aplicación no se produce ningún tipo de hematoma o marca posterior.

Los médicos lo recomiendan como un tratamiento que pueden realizarlo personas a partir de los veinticinco años, que necesiten hidratar su piel de forma profunda, devolviéndole su brillo y suavidad.

También, Mesoglow es indicado como terapia antiaging en personas de más de treinta años que buscan combatir las primeras arrugas y evitar la flacidez, atenuando las líneas de expresión ya existentes. Siempre debe aplicarse en rostro y cuello.

Las sustancias que se inyectan son DMAE (deanol o dimethylaminoetanol), cuya acción es la de actuar como un tensor cutáneo que genera un lifting químico.

Asimismo, la piel se vuelve más resistente al natural proceso oxidativo que es en definitiva el responsable del envejecimiento, el Mesoglow elimina las toxinas y reafirma la piel.

Puede ser aplicado en el contorno del rostro y en el cuello siendo posible combinarla con otros tratamientos como botox peeling, siendo ideal para aquellas zonas donde no puede utilizarse la toxina botulínica.

Otras de las sustancias que componen las microinyecciones son el Conjoctyl, un silicio de tipo orgánico, que sirve para regenerar los tejidos impidiendo la formación de radicales libres, el Ácido hialurónico que hidrata la dermis y produce un proceso bioactivo que lleva al organismo a generar mayor cantidad de colágeno. La Furfuriladenina, que sirve para tornar la piel más lisa y reduce las manchas.

Y por último el Argireline que previene la aparición de nuevas arrugas reduciendo la profundidad de las que ya se encuentran en la piel.

Dejar respuesta

*