celulas madreLas terapias estéticas con células madre provenientes de la grasa autóloga están revolucionando la cirugía cosmética. Cada vez mayor número de féminas prefieren aumentar el volumen de sus bustos con células madre de grasa autóloga, en comparación con los implantes de silicona.
Los lugares de donde se extraen estas células son del cordón umbilical, de una liposucción, de la medula espinal y de la sangre de la menstruación de las mujeres, aunque esta última es la menos utilizada.
La sangre del cordón umbilical contiene una alta concentración de células de sangre especializadas, capaces de reparar el cuerpo.
Hoy, doctores de todo el mundo reconocen que las células madre de cordón umbilical pueden ayudar a generar nuevas células y tejido sano.
Las células madre no sólo son la esperanza de los enfermos de diabetes o parkinson, sino que ya han comenzado a aplicarse con fines estéticos para, por ejemplo, acabar con las arrugas.
Este avance fue una de los que se anunció en la primera jornada del Congreso Internacional de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad, inaugurado en Madrid.
Los principales expertos líderes en el ámbito mundial se reunieron recientemente en la Conferencia de la International Cell Assisted Surgery (ICAS) que se celebró en Estambul, para discutir el potencial terapéutico de las células madres provenientes del tejido graso.
‘La grasa autóloga enriquecida con células madre resulta un bioimplante seguro y sustentable, ideal para ser aplicado con anestesia local y lograr un aumento en el volumen de los senos que no deja cicatrices, a la vez que moldea el cuerpo’, afirma Karl-Georg Heinrichel, primer médico europeo en ofrecer esta terapia estética.
Todos los doctores acordaron que el enriquecimiento de las células madres mejora sustancialmente la sustentabilidad a largo plazo del tejido implantado en transferencias de grasa autóloga.
También se discutió acerca de la mayor seguridad de las terapias estéticas con células madre autólogas que requieren una leve anestesia local, en comparación con los procedimientos quirúrgicos que implican anestesia general.
Además de usarse para aumentar el volumen de los senos, las células madre obtenidas a partir de depósitos de grasa autóloga, forman la base de otros tratamientos estéticos orientados al futuro. También se usa grasa autóloga enriquecida con células madre para lograr un moldeado corporal sustentable (aumento del volumen de las nalgas), corregir defectos en los tejidos, rejuvenecer la piel de todo el cuerpo y realizar liftings de rostro con células madres.
Se ayuda a las mujeres a obtener senos más voluminosos y armoniosos, con tornos corporales armónicos y un rostro más juvenil, gracias a la grasa autóloga enriquecida con células madres.

Fuente: www.laestrella.com.pa
Extraido de: Estética & Negocios

Compartir

Dejar respuesta

*