Qué es Láser Fraxel

Fraxel es un tratamiento láser revolucionario que le ayudará a recuperar un rostro joven y fresco.

Láser FraxelYa sea para una piel dañada por el sol, arrugas u otros signos de la edad, el tratamiento Fraxel ofrece unos resultados extraordinarios con una rápida recuperación. Así puede volver rápidamente al trabajo u otras actividades con la piel y la confianza renovadas.

¿Quiere saber más sobre este tratamiento? La invitamos a recorrer nuestro sitio web para saber cómo puede ayudar  la línea de tratamientos Fraxel a tener un mejor aspecto.

La gama de tratamientos Fraxel varía en cuanto a nivel de agresividad, tiempo de convalecencia, número de sesiones de tratamiento necesarias y resultados. El tratamiento más  fuerte, Fraxel re:pair, puede mejorar drásticamente la piel muy deteriorada. Sólo requiere una sesión de tratamiento, pero más tiempo de convalecencia y más cuidados postoperatorios. Los tratamientos menos agresivos como Fraxel re:store o Fraxel re:fine pueden producir buenos resultados en la piel con un deterioro leve o moderado después de 3 a 6 sesiones de tratamiento. Con estos tratamientos no suelen ser necesarios cuidados postoperatorios y el tiempo de convalecencia es mínimo.

Conviene que consulte con su médico qué opción terapéutica es la mejor en su caso, el tiempo de convalecencia  y los resultados para determinar cuál es la opción que mejor se adapta al estado de su piel y a su estilo de vida. Use la función “Buscar un médico” para encontrar un médico de Fraxel en su ciudad.

 

Cómo funciona Láser Fraxel

Piense en su piel como en una fotografía digital que se retoca con delicadeza punto por  punto. De un modo similar, el tratamiento Fraxel afecta a una fracción de tejido por vez con miles de columnas láser microscópicas, cada una de ellas con un diámetro de sólo la décima parte de un folículo capilar. Después su cuerpo se ocupa de todo lo demás. Las columnas láser estimulan un proceso de curación natural que actúa desde adentro  hacia afuera, sustituyendo el tejido dañado con piel más joven  y sana.

 

La base científica del tratamiento Fraxel implica  tres componentes importantes:

 

* La epidermis: la capa exterior de la piel

* La dermis: las capas inferiores de la piel que contienen colágeno y elastina

* Las columnas láser microscópicas: que reconstruyen la piel de dentro afuera

 

Debajo de la epidermis hay un entramado de colágeno y elastina, que son las proteínas que mantienen la piel joven y tersa. Pero a medida que uno envejece y aumenta el tiempo que ha pasado expuesto al sol, estas proteínas simplemente empiezan a degradarse más deprisa de lo que el cuerpo las puede regenerar. Como consecuencia, la piel puede volverse laxa y pueden aparecer daños en forma de arrugas, líneas o manchas.

Aquí es donde el tratamiento láser Fraxel puede servir de ayuda. Las columnas láser microscópicas penetran profundamente en la dermis, creando heridas diminutas que activan el sistema natural de respuesta del cuerpo para curar esas heridas. Este proceso acelera la remodelación del colágeno y la elastina, lo cual produce una piel más tersa, fresca y joven. Así es como el tratamiento Fraxel regenera nueva piel desde adentro hacia afuera.

Igual de importantes son las zonas de piel que el tratamiento sobre las que Fraxel no actúa. Como el tratamiento es tan preciso, las columnas láser sólo actúan sobre una fracción de la piel, dejando el tejido circundante intacto. Este “tratamiento fraccional” permite que el cuerpo regenere la piel más deprisa que si se tratara toda la zona al mismo tiempo.

 

Fuente: www.fraxel.com.ar

Compartir

1 Comentario

  1. Deseo tener mas info sobre el tratamiento Fraxel, yo tengo rosacea y quiero saber si es posible el tratamiento. Gracias Mónica

Dejar respuesta

*