laser mas allá de la estética

El láser dermatológico ayuda a eliminar manchas y lesiones premalignas, puntos rubíes y varices que pueden causar problemas de salud

 

El láser dermatológico se ha posicionado como una de las mejores soluciones para el rejuvenecimiento de la piel, la eliminación de manchas, el tratamiento de las arañas vasculares antiestéticas, etc. Pero la tecnología láser no sólo es una gran herramienta estética. Las lesiones en la piel (las queratosis actínicas) que tienen un alto riesgo de convertirse en cáncer de piel, los angiomas de la piel o puntos rubíes y las varices de gran tamaño, pueden también tratarse con la última tecnología láser.

 

La Dra. Adriana Ribé, médico dermatopatóloga experta en láser y directora del centro médico Ribé Clinic en Barcelona, es una de las especialistas de mayor renombre en nuestro país en el diagnóstico y el tratamiento de estos trastornos e incide en la importancia de un buen diagnóstico de la lesión para escoger el tratamiento con láser más efectivo.

 

 

 

El diagnóstico, la clave de los tratamientos con láser

 

 

 

Según la Dra. Adriana Ribé, realizar un diagnóstico clínico de la lesión es básico para ayudar a escoger el tratamiento más adecuado en cada caso, así como el láser más idóneo. Gracias su especialización en dermatopatología, la Dra. Adriana Ribé realiza en su plataforma láser, Ribe Clinic, un diagnóstico médico y/o anatomopatológico (microscópico) de la lesión que le permite escoger el tratamiento más idóneo y con la mayor garantía.
Para el diagnóstico de las manchas de la piel, la doctora estudia la lesión clínicamente y, en caso necesario, extrae una muestra que se analiza para ver si es benigna o maligna.

 

 

 

Las queratosis actínicas son lesiones cutáneas rosadas y rugosas que aparecen en zonas expuestas al sol. Sus células tienen alteraciones en el ADN y con el tiempo pueden evolucionar a cáncer de piel. “Estas lesiones deben tratarse y eliminarse, y la mejor opción terapéutica es el láser”, nos aclara la Dra. Adriana Ribé. Se eliminan con una sola sesión de láser quirúrgico CO2. Si son lesiones múltiples u ocupan una zona extensa, se hace un “barrido” con el láser Fraxel (1927nm), aprobado por la CE y FDA.

 

 

 

Los angiomas de la piel o puntos rubí son tumores vasculares benignos. En algunos casos estas lesiones son de gran tamaño y si se encuentran en zonas de roce (con los pantalones, sujetador, zonas de afeitado) pueden sangrar. En estos casos la Dra. Adriana Ribé recomienda el láser vascular Nd-YAG como la mejor opción para eliminarlos en una sola sesión. Después del tratamiento, el punto queda de un color algo más oscuro y es reabsorbido por el organismo sin formar herida.

 

 

 

Las varículas y varices de las extremidades inferiores pueden ser un problema estético o asociarse a una alteración de la circulación profunda, provocando la acumulación de líquidos e incluso síntomas de piernas cansadas. Para su eliminación, la Dra. Adriana Ribé recomienda el láser vascular Nd-YAG. Dependiendo del tamaño, profundidad de la lesión y tipo de piel, la doctora aconsejará de una a cuatro sesiones.

 

 

 

Fuente: beautymarket.es

 

Compartir

Dejar respuesta

*