inyecciones01Si bien hoy muchos procedimientos estéticos se resuelven con una simple inyección (Botox® rellenos, etc), es alarmante la cantidad de pacientes que se ven sometidos a malas prácticas en este aspecto.
Es una realidad y ha sido denunciada hasta por la Sociedad Americana de Cirugía Plástica y Estética (ASAPS por sus siglas en inglés): “Cada día más pacientes sufren por mala praxis en un procedimiento estético”. Nuestro país no escapa a esto y ha padecido casos de dolor y desfiguramiento y,  en algunas pacientes, la muerte.
Si bien hoy se promociona a los rellenos inyectables para aumentar el busto, la cadera, la cola o los surcos faciales, es necesario una buena evaluación médica y que se practiquen en forma segura y por los profesionales adecuados. “Sabemos de casos en los que los pacientes son inyectados con sustancias prohibidas como silicona, aceite de cocina o a veces industrial, incluso, que por supuesto generan complicaciones graves”, explica el Dr. Fernando Felice, Director Médico del Centro de Estética Vesalio, y agrega la necesidad de que quienes decidan hacer un tratamiento estético, inyectable o de otro tipo, se asesoren en forma apropiada antes de realizarlo con un profesional reconocido.
Una buena medida es: “..no se inyecte nada en su cuerpo sin la recomendación de un médico estético de confianza y asegurese de que sea un producto aprobado y permitido”, dice el Dr. Felice, también profesor en la Universidad de Buenos Aires. Por otro lado, aconseja asegurarse de que el profesional esté utilizando los productos adecuados y que abra el producto delante de sus ojos: “Si su médico le niega esta información, lo más conveniente es irse de la consulta”, afirma.
Otros consejos para tener en cuenta a la hora de realizarse un tratamiento con productos inyectables es  estar seguro de que se le expliquen claramente los beneficios y riesgos del mismo, como la duración del resultado clínico visible, lo cual todo médico serio deberá realizar; y que se le pida al paciente toda la información que corresponda, incluida la medicación que está tomando o sus alergias.
Por último pero muy importante, tengamos presente que “Cualquier inyectable debe ser administrado en un entorno apropiado y utilizando instrumentos estériles. No sólo es necesario que el profesional sea médico, sino de que el mismo este capacitado en la Especialidad de Medicina Estética-Cirugía Plástica. Espacios comerciales y casas privadas no son ambiente médico y no son lugares higiénicos para realizar estos procedimientos”, tal como explica la Sociedad Americana.
Dr. Fernando Felice 
Cirujano Plástico (UBA)
Director Médico del Centro Vesalio 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*