drenaje linfático facial con Ultrasonido

La técnica de drenaje linfático manual (facial o corporal) permite movilizar fluido de los tejidos hacia los ganglios linfáticos permitiendo la eliminación de residuos. Esta técnica beneficia a la piel ya que reduce la inflamación y el edema, mejorando su aspecto. Luego de la aplicación de drenaje linfático, la piel luce más clara (ya que mejora la microcirculación), y aumenta la permeabilidad cutánea permitiendo la absorción de los activos aplicados. También ayuda en la salud, ya que el sistema linfático es la segunda barrera -después de la piel- contra virus y bacterias.

Una forma de lograr este efecto en tratamientos faciales es utilizando ultrasonido con el cabezal facial de Usonic. Se coloca gel neutro en la piel del paciente, y se programa el equipo en la modalidad pulsada con un tiempo de sesión de 10 minutos aproximadamente. El cabezal se desliza por la piel en el mismo sentido en que se realizan las maniobras de drenaje linfático manual. Se recomienda realizar una apertura de ganglios antes de comenzar el tratamiento. Una vez finalizado el tiempo de trabajo, se puede continuar con cualquier otro tratamiento normalmente.

Micaela Soria
Técnica universitaria en cosmetología, cosmiatría y estética.
Más información CLICK AQUÍ

Compartir

Dejar respuesta

*