masaje con cañas de bambú

El masaje con cañas de bambú es una técnica oriental que, a base de cañas de bambú, consigue unos resultados gratificantes y sorprendentes.

El bambú (bambusa arundinacea) es una planta gramínea con forma de caña. Existen más de 1.300 variedades de bambú en el mundo y, aunque se asocia inmediatamente con Asia, la realidad es que también es originaria de América (Andes Centrales, Amazonas, México y otros países sudamericanos), África y Oceanía. Es una especie vegetal muy antigua y siempre se la ha asociado con diferentes mitologías y simbologías, sobre todo con conceptos como longevidad, bienestar, sinceridad y buena suerte.

Sus propiedades, beneficios y aplicaciones son incontables. Desde materiales para la construcción tanto de viviendas como de puentes, hasta puertas, suelo, cañerías, tejado, aislamiento, muebles, resinas, carbón, papel… y un sinfín de artículos como pueden ser instrumentos musicales.

Desde hace tiempo se usa también como objeto de decoración tanto en el interior de las casas como en jardines y parques por su resistencia.

En gastronomía se consumen los brotes tiernos, y su demanda se ha incrementado en los últimos años gracias a que han sido popularizados por los restaurantes chinos. Son ricos en fibra y tiene un gran aporte de silicio, lo que le hace muy recomendable en personas desmineralizadas o con problemas osteoarticulares, tales como artrosis, artritis, reumatismo o descalcificación, ya que colabora en la síntesis del colágeno. Su alto contenido en fibra le confiere, además, las propiedades de saciante, laxante y disminuye la absorción de grasas y azúcares. De ahí que sea apto para dietas adelgazantes y bajas en calorías. También se utiliza con uso medicinal, por el mismo aporte de fibra y silicio.
Pero lo que más nos interesa es otra de sus propiedades: la del masaje conocido como bambuterapia.

 

Origen de la bambuterapia o masaje con bambú

 

Es una técnica de origen oriental, principalmente de Japón aunque, con tantos siglos de existencia, casi 5.000 años, es una práctica común en todas las culturas de la zona.

Antiguamente, la cultura mística oriental otorgaba al bambú unas propiedades mágicas. De esta forma, creían que la energía beneficiosa que circulaba por esta planta le permitía absorber la energía negativa del cuerpo y, tras hacerla circular por el interior de las cañas, devolverla de nuevo al cuerpo como energía positiva. Estas energías positivas empezaban entonces a fluir en nuestro cuerpo, equilibrando los centros energéticos (los famosos Chakras) y así estar en armonía y equilibrio.

Con el paso del tiempo, además de estas funciones “espirituales” y relajantes, se han descubierto toda una serie de beneficios para el cuerpo humanoque, junto a un modo de aplicación exótico, han convertido el masaje con bambú en uno de los más demandados.

 

Beneficios del masaje con cañas de bambú

 

Ya hemos mencionado su función holística como gran relajante y renovador de la energía, ya que este masaje se sirve de la elasticidad y robustez de las cañas de bambú para conseguir un estado de relajación absoluto y liberar las tensiones acumuladas. Los movimientos de las cañas de bambú sobre la piel produce un efecto sedante sobre las terminaciones nerviosas y es muy efectivo como relajante muscular.

Además, gracias a la técnica de presión por rozamiento y deslizamiento, esta terapia favorece el drenaje de líquidos retenidos y la regeneración de los tejidos, por lo que combate la grasa localizada y reafirma la piel. Es decir,elimina toxinas, reactiva los trastornos circulatorios, mejora la circulación sanguínea, combate la celulitis y remodela la silueta, gracias a las diferentes longitudes y diámetros de las cañas de bambú que se adaptan perfectamente a los contornos corporales remodelando la figura.

Por todo ello podemos decir que este masaje es ideal como tratamiento de contracturas, relajación, drenaje linfático y revigorización general.

 

Tipos de bambú utilizados

 

Cada palo de bambú es diferente y sus características dependen de la especie, de su procedencia, de la edad del tallo, de su contenido de agua y de su diámetro y grosor.

En los diferentes centros donde se practica la bambuterapia pueden existir diversoskits de bambú, incluyendo hasta 5 juegos, así como el uso de cañas gemelas de igual diámetro y longitud. Pero, generalizando, hay tres tipos:

1. El bambú grueso es usado como el principal en el masaje de la cara dorsal, ya que permite efectuar grandes deslizamientos de presión desde los talones hasta los hombros. Además, es el ideal para realizar presiones específicas en diferentes partes del cuerpo, tanto circulares, punteadas o en zig-zag.

2. El bambú pequeño sirve como instrumento para ser usado en ambas caras del cuerpo, ya que permite deslizamientos de presión más suaves y circulares.

3. Las varillas de bambú son utilizadas sobre todo en la zona facial y el cráneo.

El masaje se puede realizar en zonas donde existen depósitos de grasa paraincentivar la circulación y el drenaje linfático. La cintura, el abdomen y la parte baja de la espalda presentan a veces grasa localizada que, al ser removida por el masaje, permite recuperar la tonicidad y la reafirmación. También se utilizan las cañas para realizar puntos de presión a lo largo de todo el cuerpo para eliminar la tensión muscular y relajar el sistema nervioso.

Para el abdomen se utiliza el bambú pequeño o las varillas medianas para ejercer una presión suave. Estas presiones deslizantes sobre el vientre permiten relajar el abdomen.

En la parte ventral se utilizan las varas de bambú más finas para activar la circulación sanguínea y relajar el sistema nervioso central.

En la espalda, el rodillo recorre todo el cuerpo desde los talones a los hombros. Se usa el bambú más grueso para ejercer una presión homogénea. Se combinan movimientos largos y drenantes juntos con otros cortos y profundos.

 

Paso a paso del masaje con cañas de bambú

 

En los diferentes centros se utilizan diversas técnicas en los masajes con cañas de bambú que incluyen, a veces, tratamientos complementarios, pero en general este masaje consta de los siguientes pasos:
* Se realiza una exfoliación para retirar las células muertas de la piel.

* Se unta el cuerpo con diferentes tipos de aceites, que pueden ser relajantes o complementarios para ayudar al tratamiento de la piel.

* Se procede al masaje en si, deslizando las cañas de bambú por todo el cuerpo. Se ejerce presión por rodamiento y deslizamiento, reactivando la circulación para drenar y regenerar todos los tejidos del cuerpo. Se empieza por la parte dorsal (25 minutos aprox.), y una vez concluida, se sigue por la cara ventral (20 minutos aprox.). Siempre se avanza de abajo a arriba en un mismo orden, que empieza por los pies, sigue por las extremidades inferiores, espalda, miembros superiores y manos. Se finaliza con un masaje en la cabeza (unos 10 minutos).

*Finalizado el masaje, es importante cubrir el cuerpo con toallas o sábanas tibias durante unos diez minutos para conseguir una relajación total.

 

Fuente: beautymarket.es

Compartir

Dejar respuesta

*