Cuando hablamos de actividad física solemos asociar esta acción a una práctica costosa que nos demanda un gran sufrimiento, sudor, esfuerzo y desde luego tiempo del que carecemos.

La forma de vida moderna que nos propone día a día la tecnología desplaza totalmente la actividad física a raíz de los avances y facilidades que se crean en esta evolución constante en la que vivimos.

Por otro lado, el evitar todo tipo de esfuerzo muscular simple, como ser; subir escaleras, caminar o correr nos invita a crear dietas de muy bajas calorías que sólo puede llevarse a cabo si el cuerpo es sedentario y no tiene ningún tipo de gasto energético… de otro modo ¿cómo hacemos para sobrevivir con tan sólo 600 calorías diarias, como muchas dietas actuales nos proponen? Tal vez, sin tener en cuenta que el metabolismo basal para que el cuerpo funcione ronda en 1000 o 1200 calorías.

Lamentablemente este modo de vida al que muchos estamos habituados nos presenta diversas dolencias como ser la tensión arterial alta, la diabetes, la osteoporosis, el colesterol alto, etc.
El beneficio de practicar Pilates, cualquier otra gimnasia, salir a caminar, correr o nadar es realmente muy amplio. Nuestro cuerpo debe contar con una actividad aeróbica que mantenga activo al corazón y los pulmones, y otra actividad que fortalezca los músculos huesos y articulaciones creando un equilibrio saludable que logre modificar nuestra calidad de vida.

Melina Sol Greco
Body Zoom – Estudio Pilates
www.bodyzoom.com.ar

Compartir

1 Comentario

  1. Lamentablemente cada vez hay más desinformación en cuanto al tema de las dietas. Hoy en día cualquiera saca una dieta, y lo peor de todo es que simplemente tienen el propósito de ganar dinero más que de ayudar a la gente.

    Totalmente de acuerdo con el artículo. Para perder peso el cuerpo tiene que estar bien nutrido.

Dejar respuesta

*