Un rostro sin huellas

Envejecer es parte natural de la vida, un proceso inevitable que a veces suele preocupar más de lo necesario porque nadie quiere ver como el rostro va reflejando el paso de los años.

Sí nos gusta disfrutar de las experiencias que transitamos en la vida, pero no queremos que las marcas queden en la piel.

Y aunque intentemos evitarlo, aparecen arrugas, manchas y las viejas cicatrices parecieran hacerse más notorias. El rostro va perdiendo su tersura y brillo natural para volverse flácido y opaco.

Muchas veces, en nuestro afán por recuperar la juventud, las mujeres nos sometemos a todo lo que nos recomiendan nuestras amigas, leemos en alguna revista o vemos en algún programa de televisión sin tener en cuenta de que cada piel y cada rostro es diferente y los procedimientos no siempre funcionan igual en todas las personas.

Antes de iniciar cualquier tratamiento Anti Age es necesario que un especialista evalúe el tipo y el la clase de daño o envejecimiento que presenta para asegurarnos de esta manera que los que nos haremos no implica ningún riesgo ni tendrá consecuencias.

Uno de los procesos recomendados por los especialistas en medicina estética para recuperar la juventud de la piel del rostro es el Dermo Health, una técnica que produce un rejuvenecimiento de la dermis a través del aumento del colágeno y la elastina.

Con la aplicación del Dermo Health la piel va recuperando su tonalidad natural, luce más radiante  y mejora la apariencia del tejido en general. No implica ningún tipo de riesgo porque no se trata de un procedimiento quirúrgico.

Los años de experiencia han demostrado que este procedimiento es una terapia óptima para no sólo reparar el envejecimiento de la piel, sino además para  prevenirlo.

También funciona como una terapia adecuada para combatir las secuelas de acné, como hidratante post-lifting, para aumentar la elasticidad y para devolverle más brillo, firmeza y tensión a la piel.

A su vez, el Dermo Health permite aumentar el porcentaje de oxígeno y de nutrientes que reciben los tejidos más superficiales de la piel. Lo que contribuye a aumentar la velocidad de eliminación de desechos en las células.

Mantener un rostro joven, sano y natural es un deseo posible. Sin cirugías, sin sufrimiento y sin riesgos podés lucir una piel luminosa y saludable. Probá el Dermo Health y disfrutá de los años, sin marcas.

Para mayor información entrá a www.bodytime.com.ar
bodytime

Compartir

Dejar respuesta

*