pregnancy front belly

Cualquier mujer que haya transitado un embarazo y luego un parto puede asegurar que sin duda es una etapa de maravillosa plenitud donde los cambios corporales van evidenciando como crece nuestro bebé.

En ese momento no nos importa que la panza crezca, que la piel se estire y que todo nuestro cuerpo se transforme si es por el bien de nuestro hijo.

Pero al tiempo de dar a luz, una vez que nos acomodamos a la llegada del bebé, queremos volver a vernos bien, necesitamos recuperar las formas para sentirnos tan lindas como antes.

Sin embargo, la etapa del post parto no es un momento sencillo, primero porque el cuerpo se está acomodando y por otro lado porque debemos cuidar que nada de lo que hagamos altere la lactancia.

Por eso es que cuando buscamos maneras de recuperar la figura no debemos someternos a dietas demasiado estrictas, ni ejercicios agotadores y menos aún a procedimientos invasivos que puedan poner en riesgo nuestra salud y el alimento de nuestro bebé.

Existen varios tratamientos que permiten en poco tiempo y sin sacrificio recuperar la figura. Sin embargo, no todos son seguros y efectivos.

Los años de experiencia y estudio de la medicina estética han logrado demostrar que tanto la Radiofrecuencia como el Dermo Health consiguen devolverle al cuerpo las formas perdidas sin ningún tipo de riesgo.

El Dermo Health es un procedimiento ideal y eficaz para eliminar la celulitis y adiposidades localizadas que suele tener el cuerpo de las mujeres luego del parto. Grasa generalmente localizada en el abdomen, la cadera, las piernas y los glúteos.

Por medio de un drenaje linfático el Dermo Health elimina los líquidos acumulados en las zonas tratadas. Durante el proceso la piel se pliega y despliega suavemente lo que permite la movilización del tejido facilitando la eliminación de fluido excesivo y toxinas.

Por su parte, la Radiofrecuencia es efectiva en esta etapa de la mujer para eliminar la flacidez que suele quedar en la piel luego del embarazo especialmente en la zona del abdomen.

La aplicación del calor intradérmico que proporciona la Radiofrecuencia aumenta la producción de colágeno mejorando el aspecto de la flacidez, además de favorecer el drenaje linfático.

Este procedimiento es ideal como complemento a la actividad física. Una vez que el médico nos da el alta podemos comenzar a hacer abdominales para tonificar los músculos de la zona. Pero a veces, la piel de la panza no suele ser tan fácil de tonificar. Ahí es donde la Radiofrecuencia funciona de manera efectiva como complemento de la actividad física.

Este procedimiento es ideal como tratamiento indoloro y no invasivo, ofrece resultados rápidos y efectivos: reafirma la piel en muy poco tiempo, ya que provoca la formación de nuevo colágeno tanto en la piel como en el tejido subcutáneo permitiendo que todo adquiera firmeza.

Recuperar las formas luego del embarazo no es imposible. Sólo es necesario tener paciencia, mantener una alimentación saludable y elegir la manera más segura de perder peso y tonificar la piel sin poner en riesgo tu salud.

Bodytime

 

 
Para mayor información entrá a www.bodytime.com.ar

Compartir

Dejar respuesta

*