ozonoterapia

El ozono lleva años utilizándose con usos médicos (para combatir el dolor, por ejemplo), pero últimamente se está generalizando también con fines cosméticos y estéticos. 

 

Se trata de una terapia natural que utiliza un gas, el ozono, y que apenas tiene contraindicaciones salvo casos de alergia concreta al mismo, además de tener numerosas propiedades rejuvenecedoras. La nueva medicina antiaging tiene nombre propio: ozonoterapia. ¿Quieres saber cómo funciona?

 

La ozonoterapia utiliza los efectos terapéuticos del ozono para luchar contra el envejecimiento. Este tratamiento ya se utilizaba previamente para tratar el dolor en patologías como artrosis, tendinitis, o artritis, además de ser muy eficaz contra las varices, la impotencia sexual o la demencia senil.

 

En el caso de la estética, la ozonoterapia es un potente agente rejuvenecedor que no tiene contraindicaciones y que ofrece excelentes resultados casi desde el primer momento.

 

 

 

¿Cuáles son las propiedades de la ozonoterapia?

 

 

 

· Tiene una potente acción antiinflamatoria

 

· Revitaliza y rejuvenece las células

 

· También actúa como antioxidante aumentando las defensas del organismo

 

· Activa la circulación sanguínea

 

 

 

Aplicadas al mundo de la cosmética, su efecto es un desvanecimiento de las líneas de expresión en el rostro, el cuello y las manos, una notable desaparición de las manchas solares, disminución de la celulitis y un fortalecimiento del folículo piloso en el cuero cabelludo.

 

 

 

¿Cómo actúa la ozonoterapia?

 

 

 

Al aplicarse sobre la piel se desdobla de inmediato en oxígeno dado que tiene tres moléculas de aquél, una más que el O2, algo que le confiere propiedades adicionales. Así llega su acción drenante y desintocante al organismo, regenerando las células y proporcionando además una sensación de bienestar y tranquilidad. ¡Que también rejuvenece!

 

 

 

¿Y cómo se aplica la ozonoterapia?

 

 

 

El paciente es introducido en una especie de cámara-bañera donde permanece el tiempo que su terapeuta crea necesario. Mientras el ozono actúa, nos podemos relajar y regalarnos un rato de paz alejados del mundanal ruido.

 

 

 

El ozono se puede encontrar en forma de cremas, geles y otros productos de uso tópico para extender directamente sobre la piel. Sin embargo, resulta mucho más eficaz cuando se aplica directamente a través de aparatología en clínicas y centros médicos especializados.

 

 

 

Fuente: http://www.marie-claire.es

 

Compartir

Dejar respuesta

*