¡Depilada hoy y siempre con BODYTIME!

¡A depilarse que llegó el invierno! Tal vez parezca una contradicción pero no lo es. El invierno es la mejor época para depilarse y llegar al verano sin vello.

Y aunque ahora una nueva tendencia nos quiera convencer de que las mujeres preferimos no depilarnos y estar peludas, la realidad es que la mayoría no queremos saber nada con el vello en las piernas. Queremos lucir una minifalda o short en cualquier momento del año sin pensar en si estamos depiladas o no.

Y si bien a ninguna nos gusta ser esclava de la maquinita, la cera o las cremas depilatorias, todas coincidimos en decirle no a las piernas con pelos y vamos probando los métodos que menos nos hacen sufrir y más resultados nos dan.

Hasta hace algún tiempo las mujeres aprovechaban el invierno para dejar descansar un poco la piel y no depilarse tan seguido durante la época de frío.

Sin embargo, desde la aparición de la depilación definitiva, esta costumbre cambió para siempre y el invierno se transformó en la estación ideal para decirle chau al vello.

Y sin duda el método por excelencia que garantiza la desaparición total y contundente del vello es la depilación definitiva.

Desde hace ya varios años, el sistema Depilight  de Depilación Definitiva ha demostrado ser el más efectivo y seguro del mercado. El único que garantiza que en algunas sesiones podrás eliminar para siempre el vello no deseado.

Dentro de los sistemas de depilación definitiva, el sistema Depilight es el más completo y el único que asegura resultados duraderos debido a que utiliza la combinación de dos tecnologías: láser y luz pulsada.

Esta combinación elimina el folículo piloso actuando sobre la melanina sin lastimar la piel. Por lo tanto se interrumpe el ciclo de crecimiento normal del pelo, logrando de esta forma que el mismo desaparezca para siempre.

Este procedimiento en la actualidad, supera todos los métodos de depilación definitiva conocidos ya que no es invasivo, no utiliza agujas ni deja la piel irritada luego de las sesiones.

Los equipos láser que se utilizan  para realizar la depilación definitiva, trabajan a una profundidad de la piel, hasta donde se encuentran los bulbos pilosos, no llegan hasta los órganos, siendo imposible durante un tratamiento de depilación definitiva tener alguna acción o lesión sobre los mismos.

Para aplicar el tratamiento los profesionales realizan un diagnóstico previo dónde evalúan el tipo de piel y el volumen del vello para de decidir la cantidad de sesiones recomendadas para cada paciente.

Para que el tratamiento sea completamente efectivo se necesitan de varias sesiones debido a que el crecimiento del pelo pasa por distintas etapas. Cada pelo en su ciclo crece, madura, queda en reposo, cae y vuelve a crecer. La distribución de los pelos sobre el cuerpo es como un gran mosaico en el cual hay pelos en distintas etapas del ciclo, distribuidos en forma anárquica.

Ese es el motivo por el cual se deben realizar varias sesiones de depilación definitiva separadas por 30 a 45 días al principio del tratamiento, para esperar que los diferentes crecimientos o ciclos de pelo vayan brotando. Luego ya es necesario un espacio mayor entre sesiones a determinar por el profesional.

Al tener que dejar crecer un poco el vello antes de aplicar las sesiones de  depilación definitiva, el invierno se ha convertido en la estación ideal para realizarlo ya que podemos tener las piernas más cubiertas.

Sin embargo durante el tiempo que dura el tratamiento completo no es necesario tener las piernas velludas, podemos rasurarlas o bien decolorar los pelos entre sesión y sesión.

Lo mejor del sistema Depilight de depilación definitiva es que desde las primeras sesiones comienzan a notarse los resultados. Luego de cada aplicación notarás como el vello se reduce visiblemente y en menos de lo que pienses ya te habrás librado de él para siempre.

 

Para mayor información www.bodytime.com.ar

Compartir

Dejar respuesta

*