¡BODYTIME le dice sí a la lipoescultura, cirugía no!

Cuando la piel pierde firmeza ya no hay ejercicio ni crema reafirmante que pueda devolverle la tonicidad y elasticidad original.

Con el paso de los años, los embarazos o los aumentos de peso la piel se va estirando y perdiendo su tensión natural.  Un día comenzamos a notar que por más que la humectemos y la cuidemos del sol, la piel se va volviendo opaca y flácida.

Cuando la piel pierde colágeno y elastina ofrece una apariencia  flácida que aunque seamos jóvenes nos da un aspecto envejecido que no nos gusta.

En general los primeros signos de flacidez comienzan a aparecer en el rostro, las piernas y el abdomen. Seguido por los brazos y el pecho.

Cuando esto sucede comenzamos a probar con todo tipo de producto cosmético para ganarle la batalla al tiempo. Sin embargo, la piel es un órgano tan extenso que necesita mucho más que una crema para mantenerse firme.

Afortunadamente existe una manera que – sin pasar por el quirófano – le devuelve a la piel la firmeza perdida. La Radiofrecuencia es un excelente método que otorga resultados inmediatos, seguros y duraderos sin necesidad de someternos a invasivos procedimientos.

Desde hace años esta técnica se ha instalado en el mercado de la medicina estética como la mejor alternativa para combatir la flacidez de todo el cuerpo.

¿Cómo funciona? 

La Radiofrecuencia actúa generando un campo eléctrico que cambia de positivo a negativo, este campo produce un calentamiento profundo de la piel,  imperceptible para el paciente.

Este calor va estimulando, desde la primera sesión, la formación de nuevo colágeno y elastina, además de favorecer la eliminación de toxinas acumuladas.

Tal vez lo más importante es que el calor de la radiofrecuencia provoca la formación de nuevo colágeno tanto en la piel como en el tejido subcutáneo permitiendo que todo adquiera la firmeza deseada.

Tu piel merece un tratamiento efectivo, vení a Bodytime y probá la Radiofrecuencia es la solución!

Bodytime

Para mayor información entrá a www.bodytime.com.ar

Compartir

Dejar respuesta

*