Las arrugas, bolsas, líneas de expresión , pecas y las popularmente denominadas “manchas del hígado” son signos que acompañan normalmente al envejecimiento.
Escuchamos tanto estruendo sobre lo que sucede en el proceso de envejecer, que se hace muy difícil separar los hechos de la ficción. Sin embargo, hay algunos activos como el ginseng que combaten en la piel el stress oxidativo, regeneran tejidos y previenen pliegues gravitatorios.
La exposición crónica de la piel a los rayos ultravioleta B (UVB) provoca el fotoenvejecimiento, así como el aumento en el grosor de la epidermis(estrato córneo), y la reducción en la elasticidad de la piel (la piel “pierde su memoria”). Las saponinas y el ginsenósido RB aisladas de raíces de ginseng intervienen directamente encontra de estos efectos.
Asi también,el efecto del sol en la piel, provoca algo que se llama “apoptosis”(muerte celular programada),y se observó que tratada la piel con el ginsenosido RB esta perversión merma.
Por otra parte, las saponinas y ginsenósido Rb previene la elastosis en las fibras de elastina, influyendo también en la calidad del colágeno presente en la piel. Otro efecto positivo es el de intervenir en el proceso de síntesis de melanina,evitando la formación de manchas provocadas por un exceso de tirosina,actuando además directamente en la matriz de los fibroblastos dérmicos.
Está históricamente comprobado el efecto antiage del ginseng

 

PARA MAS INFORMACION PARTICIPA DE NUESTROS TALLERES DEMOSTRATIVOS PROMOCIONALES PRESENTANDO LA LINEA NEW CON SUS MASCARA DE GINSENG MASCARA DE ALOE

Dayloplas

Compartir

Dejar respuesta

*