Alguna vez fuiste a atenderte y tenes dudas de los metodos que se pueden utilizar para asegurarte de que los instrumentales o materiales son limpios y te aseguran que no contengan ningun tipo de baterias o virus, aquí las normas para que puedas tener la plena seguridad de las tecnicas y materiales utilizados……..

El Odontólogo es un miembro del grupo de profesionales de la salud, por lo cual está en constante riesgo de adquirir enfermedades virales y bacterianas altamente contagiosas, que en muchos casos pueden ser mortales y en otros dejar secuelas permanenten en su cuerpo.
Hoy día nuestros pacientes están al tanto del peligro que pueden correr cuando son atendidos con instrumental contaminado y sin las debidas normas de protección, esterilizacion  y el avance contínuo de información nos obliga y nos exige cuidarnos y cuidarlos a ellos. Se detallaran las medidas necesarias que debemos seguir para la prevención y control de enfermedades infecto-contagiosas haciendo énfasis en la adecuada esterilización y desinfección tanto del instrumental como del ambiente de trabajo.
Todo lo que se haga por protegernos y proteger a nuestros pacientes, redundará en una práctica odontológica cada vez más exitosa y confiable tanto para nosotros como para toda la comunidad.

Las normas de bioseguridad están destinadas a reducir el riesgo de transmisión de microorganismos de fuentes reconocidas o no reconocidas de infección en Servicios de Salud vinculadas a accidentes por exposición a sangre y fluidos corporales. Bioseguridad:  Bio = vida y Seguridad = Libre o excento de riesgos.
Los objetivos de estas recomendaciones son establecer:

1 – Las medidas de prevención de accidentes del personal de salud que está expuesto a sangre y otros líquidos biológicos.
2 – La conducta a seguir frente a un accidente con exposición a dichos elementos, Establecer un plan de emergencia previo al accidente.

Se debe tener presente que debido al desarrollo científico técnico se deben preveer revisiones periódicas de estas normas a los efectos de asegurar la actualización de las mismas.

Los profesionales de la Odontología están expuestos a una gran variedad de microorganismos desde esporas, bacterias, hongos, virus y protozoarios que pueden estar en la sangre y saliva de los pacientes. Cualquiera de éstos microorganismos pudiera causar una enfermedad infecto-contagiosa, a saber: desde la simple gripe hasta neumonía, hepatitis B, tuberculosis, herpes y el síndrome de inmunodeficiencia adquirida.El consultorio odontológico es uno de los ambientes en los que el paciente y el profesional pueden adquirir estas enfermedades si no se toma en consideración los fundamentos de Bioseguridad.

Para mas información visite http://www.dentaladvance.com.ar
Dr Aimone Diego Aquiles
MN nº 29798
Odontologo Dental Advance

 

Compartir

Dejar respuesta

*