Indiba Deep Beauty

El método Indiba Deep Beauty moviliza los iones de nuestro cuerpo por medio de transferencia de energía hacia las zonas deseadas. De esta manera reactiva las funciones vitales y proporciona una nueva vida a la piel, equilibrando los tejidos, lo que mejora su aspecto y firmeza, mejora la silueta y revitaliza la piel desde el interior de los tejidos, paliando los efectos indeseados del paso de los años.

La tecnología proiónica es inocua y segura.  Entre sus beneficios están la reducción de la celulitis, el rejuvenecimiento del rostro, la suavización de las arrugas, la reafirmación del pecho, la mejora de la silueta o la revitalización de la piel.

La tecnología INDIBA produce una vasodilatación que incrementa la circulación sanguínea y linfática, mejorando así el aporte de nutrientes y oxigeno de las células, donde se obtienen resultados visibles a nivel de lifting natural, sin necesidad de agujas ni elementos tóxicos.
Su mecanismo de acción actúa en diferentes zonas del cuerpo:
Rejuvenecimiento Facial: trata la flacidez y las arrugas del rostro, ya que produce una vasodilatación que incrementa la circulación sanguínea y linfática, mejorando así el aporte de nutrientes y oxigeno de las células. También consigue un aumento de la producción de colágeno, la proteína que da firmeza a nuestros tejidos.

Los tratamientos corporales con INDIBA producen un aumento interno de la temperatura para conseguir tres efectos: por un lado, mejorar el drenaje linfático gracias al calentamiento de las fibras de la dermis que sujetan y contienen los nódulos grasos. Un segundo efecto que permitirá un incremento de la circulación sanguínea del área tratada, que mejorará el metabolismo del tejido graso. Y por último el incremento natural del colágeno cutáneo existente y la generación de colágeno nuevo, para conseguir la contracción cutánea y corregir la flaccidez.
El efecto que produce el tratamiento con el sistema INDIBA va más allá de lo estético. A través de la estética terapéutica logramos además mejorar las defensas naturales del organismo aumentando la sensación de bienestar y vitalidad, redescubriendo y aprovechando el potencial celular propio del organismo.
Se obtienen resultados que hasta ahora sólo se podían alcanzar con técnicas quirúrgicas.

Ahora, los nuevos tratamientos abdominales y anti-michelines permiten tonificar el vientre y reducir las caderas en tan sólo cuatro o seis sesiones. En algunos casos los resultados son visibles desde la primera sesión. Todo un alivio para los frecuentes casos de adiposidad en vientre, caderas o muslos.

 

¡Los resultados pueden ser visibles desde la primera sesión!

 

Asesoro: Benessere   www.benessere.com.ar   info@benessere.com.ar

 

Compartir

Dejar respuesta

*