La flacidez de piel puede tratarse de diferentes formas y con distintos equipos. Dos equipos que pueden utilizarse para combatirla son la radiofrecuencia y el Ultrasonido de Alta Intensidad Focalizado (HIFU).
La diferencia entre estos dos equipos es la forma de acción, la frecuencia de las sesiones y obviamente el efecto que generan en la piel.

La radiofrecuencia tripolar, última tecnología en radiofrecuencia, trabaja con ondas electromagnéticas generando neo colágeno génesis y neoelastogénesis, esto quiere decir que promueve la nueva formación de fibras de colágeno y elastina. Trabaja a nivel dérmico mejorando además la calidad de las fibras ya existentes y de esta forma devuelve el sostén ideal para la epidermis para lograr en conjunto combatir la flacidez tanto a nivel facial como corporal. Durante el tratamiento de radiofrecuencia se siente calor en la zona tratada, se debe llegar a trabajar entre 40 a 42°C para conseguir óptimos resultados. Con el fin de lograr un tratamiento cómodo, placentero y efectivo, el E-RADYAN (radiofrecuencia tripolar) permite programar distintos parámetros: uno de ellos es la zona de trabajo, para determinar de forma automática la potencia con la cual debe trabajar el equipo para no sensibilizar demasiado el tejido. La forma de trabajo, si es pulsado o continuo para que la temperatura aumente de forma progresiva según extensión de la zona y sensibilidad de la piel. Otro parámetro a modificar es la velocidad de rotación, velocidad con la cual van a  rotar los polos que afecta directamente al aumento progresivo de temperatura, siendo ideal 1 segundo por vuelta para trabajar zonas resistentes (Corporal) y 3 segundos por vuelta para trabajar zonas sensibles (facial). Por último se modifica, además del tiempo de trabajo, la intensidad que se puede modificar durante toda la sesión dependiendo la respuesta de la piel que se está trabajando.

Con la radiofrecuencia puede observarse un cambio al finalizar la sesión pero el resultado final se ve a los 21 días aproximadamente. Se aconseja utilizar la radiofrecuencia tripolar cada 15-21 días durante 4 sesiones como mínimo para poder conseguir resultados evidentes. Como máximo se aconseja realizar 12 sesiones y luego descansar unos 3-4 meses para volver a realizar el tratamiento.
Dentro de la línea de equipos Premium, Electromedicina Morales cuenta con  HIFU, ultrasonido de alta intensidad focalizado que actúa directamente sobre las capas profundas de la piel llegando a nivel SMAS (capa fibromuscular  continua que envuelve la cara y el cuello).

Las ondas ultrasónicas causan un aumento de la temperatura corporal que da lugar a una retracción y reestructuración de las, moléculas de colágeno y elastina. El colágeno es una de las proteínas naturales que ayudan a mantener la piel tonificada y elástica.

HIFU by Morales es capaz de conseguir que el cuerpo produzca nuevo colágeno por lo que se produce un efecto tensor natural y efectivo en la piel,  permitiendo realizar un lifting sin cirugía. El método HIFU  es elegido en el mundo entero por muchos pacientes que buscan verse bien sin someterse a una cirugía con todos los riesgos que eso puede traer.  El equipo HIFU by Electromedicina Morales consta de 5 transductores que tienen diferentes profundidades de penetración (1.5mm, 3.00mm, 4.5mm, 8.00mm y 13mm). La elección del cartucho dependerá de la profundidad a la que se quiera  hacer el tratamiento, pudiendo llegar a la epidermis, dermis superficial, dermis profunda o el tejido adiposo.  Es un tratamiento simple y ambulatorio, en el cual, la sesión puede durar entre 1 a 2 horas y su aplicación es 1 vez al año.  Los resultados se ven entre los 2 y 6 meses al  tratarse de un tratamiento profundo, por ende los resultados son muy duraderos.

En conclusión, las dos opciones son muy efectivas para combatir los signos del envejecimiento y reafirmar la piel, si bien son terapias totalmente distintas en cuanto a plazos, frecuencia de sesiones y profundidad de acción, ambas tratan la flacidez.

En el caso de realizar una sesión de HIFU, la radiofrecuencia podría ser un aliado ideal para poder complementar el tratamiento y ver resultados aún mejores.

Noelí Belén Mandrino
Tec. Dermatocosmiatra

Compartir

Dejar respuesta

*