Contractor 8 – Equipo de Electroterapia

Contractor 8 - Equipo de Electroterapia

La electroterapia exitomotriz, utilizada en tratamientos médicos de atrofia o parálisis muscular, es muy útil también en personas sanas, pues los efectos que produce en los músculos es similar al producido por el ejercicio físico, sin los problemas propios. 

CARACTERÍSTICAS:
Equipado con 8 canales de salida, para 16 electrodos.
Reguladores de intensidad independientes, selector de frecuencia de estimulación y timer con corte automático.

TRATAMIENTOS:
Estéticos: reducción, celulitis, flaccidez,hipotonismo muscular. Kinésicos: articulares, reuma, artritis, artrosis, rehabilitación general, hipotonismo muscular.

FUNCIONES

Tratamiento corporal 
1) Verifique que las perillas de control de intensidad de ionto y contractor estén en 0.
2) Colocar los electrodos en el paciente, sujetándolos con las bandas de goma. Los electrodos deben estar recubiertos por un paño de textura flexible y absorbente (algodón, valerina), evitando el contacto directo del electrodo con la piel.Los paños deben ser sumergidos en agua y escurridos hasta que dejen de gotear.
Importante: si alguna parte metálica del electrodo toma contacto con la piel, se producen sensaciones molestas.
Los electrodos deben ubicarse sobre los puntos motores de los músculos que queremos estimular, para poder lograr un máximo efecto estimulante. Es de suma importancia la distribución de los electrodos, ya que estando correctamente ubicados, se obtiene máxima contracción con mínimo cosquilleo.
3) Encender el equipo con la perilla del reloj y regular el tiempo deseado de tratamiento (20 minutos).
4) Con la perilla de control de ritmo, ajustar la frecuencia adecuada al tratamiento. Cuando se utilizan ritmos de pulsos rápidos (70 a 100 pulsos por minutos), la contracción es superficial, mientras que si se utilizan ritmos lentos (20 a 60 pulsos por minuto), la contracción es profunda.
5) Con las perillas de control de intensidad de contractor ajustar la intensidad de cada canal. Si no se obtiene la contracción deseada en algunos de los canales, es posible que los electrodos de este canal no estén correctamente ubicados. En ese caso, bajar la intensidad y reubicar los electrodos.

Tratamiento facial

1) Verifique que las perillas de control de intensidad de ionto y contractor estén en 0.
2) Encender el equipo con la perilla del reloj y regular el tiempo deseado de tratamiento (a criterio del profesional).
3) Con la perilla de control de ritmo, ajustar la frecuencia adecuada al tratamiento.
4) Ubicar los electrodos en los puntos motores de los músculos.
5) Con la perilla del canal 4 del contractor subir la intensidad hasta observar el trabajo muscular. Si esto no ocurre, bajar la intensidad y reubicar los electrodos.
Es importante recordar que cada vez que cambiamos de músculo, debemos bajar la intensidad a 0. Los electrodos deben estar recubiertos por un algodón y una gasa arriba, bien humedecidos en agua.

Aplicaciones de las corrientes exitomotrices.

1) Cuado el comando voluntario sea imposible, pero la segunda neurona motora no esté dañada, es el caso de las secuelas de hemiplejia, la contracción muscular eléctrica mantiene el trofismo muscular, y ayuda a mantener la zona libre de contracturas.
2) Si la lesión reside en la vía motriz periférica solamente, la estimulación eléctrica reemplaza el efecto del nervio lesionado.
3) Si la actitivdad voluntaria es posible, los efectos de la estimulación eléctrica son:
a) Mantener y desarrollar el tono muscular, tan importante cuando se hace un trabajo de reducción.
b) Favorecer la circulación, pues aumenta considerablemente la cantidad de vasos activos en el músculo, favoreciendo la nutrición y desintoxicación del tejido muscular. Regulando correctamente la frecuencia y el tiempo de aplicación, se consigue que la zona sometida a la acción de la estimulación eléctrica, efectúe un trabajo intenso, localizado y sin fatiga, que no se puede lograr con los métodos convencionales de gimnasia. Cuando la frecuencia de exitación es baja (de 50 a 70 pulsos por minutos), el músculo llega a distenderse entre una contracción y otra, lográndose una buena e intensa gimnasia muscular, localizada y sin fatiga. Si las contracciones son más rápidas, siguiéndose unas a otras, inmediatamentee, se consigue la faradización tremulante, que representa un masaje vibratorio. Aumentando aún más la frecuencia, el músculo alcanza la faradización tetanizante, ejerciendo un efecto revulsivo sobre la piel, que actúa sobre la circulación (estasis, edema) y activa la secreción glandular. Cuando se trabajan músculos grandes, la frecuencia, para obtener una contracción profunda, debe ser baja; para músculos más pequeños, ésta puede ser más elevada.

Distribuye: Electromedicina Morales

3 Comentarios

Dejar respuesta

*