Fototerapia contra el acnéEl acné es una de afecciones dermatológicas más frecuentes y se observa primordialmente en la pubertad. Esta patología afecta a la unidad pilosebácea con aumento de la producción sebo y posterior producción de comedones y proliferación bacteriana en los mismos. El origen es multifactorial estando entre ellos los factores hormonales, genéticos, medicamentos y de estrés entre otros.

El proceso cutáneo se presenta con lesiones pleomórficas que nos darán las distintas formas y grados diferentes de severidad, que se manifiestan con lesiones que van desde comedones abiertos (puntos negros) ó cerrados (blancos), papulas, pústulas, nódulos y quistes ó abscesos y secuelas cicatriciales.

En las formas inflamatorias se observa como germen contaminante más usual el Propionibacterium acnes, el cual determinará el componente inflamatorio de las lesiones.

En el tratamiento del acné existen diferentes terapias aunque muchos pacientes no responden adecuadamente al tratamiento ó producen efectos secundarios no deseables. Es conocida desde la antigüedad la mejoría del proceso acnéico en los meses de verano, probablemente relacionada con la exposición solar. Últimamente estudios de Stillman y Shalita, así como los de Papageorgiou han observado que el P. acnes produce porfirimas endógenas en su proceso metabólico normal, siendo esta sustancia reactiva a la luz azul y en menor medida a la luz roja, produciendo una reacción fototóxica para la célula bacteriana. Todo ello provocará la destrucción de la misma y con ello la mejora del proceso acnéico inflamatorio.

 

Fototerapia contra el Acné

La utilización de la luz visible azul-violácea de banda estrecha (407-420 nm) ClearLight- en el acné inflamatorio produce este efecto fototóxico. Se ha observado que la aplicación como monoterapia, de 8 sesiones (2 veces por semana) de 15 minutos de dicha emisión azul-violeta a una intensidad lumínica de 70 a 90 mW/cm 2 , produce en acné inflamatorio leve y moderado una mejora altamente significativa entre el 70 al 80% en la reducción del número de lesiones inflamatorias.

Su eficacia puede compararse a los efectos obtenidos con antibióticos orales, aunque más rápido y sin los efectos secundarios asociados con fármacos antiacné de administración tópica u oral.

La Fototerapia con banda estrecha de luz-violeta es una alternativa no invasiva a tratamientos con antibióticos tópicos u orales.

Link: med-estetica.com

Compartir

Dejar respuesta

*