* Afectan a un 90% de la población a los 65 años.
* Aparecen por diferentes razones y de formas dispares.
* Es importante visitar a un médico ante su presencia.

Las manchas aparecen sin previo aviso, normalmente después del verano por una excesivaexposición solar. Para poder acabar con ellas existen diferentes tratamientos médico-estéticos. Esta patología no se desarrolla hasta los 35 años y afecta a un 90% de la población a los 65 años.

Para poder acabar con ellas existen diferentes tratamientos médico-estéticos

Hoy en día las manchas solares son uno de los motivos de consulta más comunes en los centros de medicina y cirugía cosmética, seguidas de la flacidez y las arrugas. Es muy importante visitar a un médico ante la presencia de manchas para poder diferenciar las lesiones benignas, que sólo serán un problema estético, de las malignas que, obligatoriamente, requerirán un tratamiento distinto.

Existen diferentes tipos de manchas cutáneas.

Solares: Aparecen por abusar de la exposición solar. Para hacerlas desaparecer lo más efectivo es el láser.

Genéticas: Suelen ser de color rojo, púrpura o azul. Se utilizan distintos equipos de láser vascular que calientan los vasos sanguíneos y hace que éstos se colapsen, se atenúen o incluso desaparezcan.

Lesiones vasculares: Es la llamada cuperosis, un enrojecimiento producido por la rotura de los capilares, sobre el cual se dibujan finas venitas ramificadas. Suele darse en la nariz, mejillas y raramente en la frente o la barbilla. En este caso se recomienda el láser vascular.

Cloasma o melasma: Son las manchas que aparecen por la variación de los niveles hormonales durante el embarazo. Suelen irrumpir durante el cuarto mes de gestación y presentan un tono amarillento, forma irregular y superficie lisa. Se aclaran en invierno y se oscurecen en verano, situándose generalmente sobre los pómulos, la frente y el labio superior. A veces desaparecen tras dar a luz.

 

Fuente: http://www.20minutos.es

Compartir

Dejar respuesta

*