La rinoplastia o cirugía de nariz, es uno de los procedimientos más comunes de la cirugía plástica. La rinoplastia puede reducir o incrementar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta de la nariz o del puente, agudizar la abertura de los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y el labio superior. También puede corregir un defecto de nacimiento o una lesión, o ayudar a mejorar problemas de respiración

La rinoplastia puede mejorar su apariencia y la confianza en usted mismo, no cambiará necesariamente su apariencia de manera que quede de una forma ideal, ni puede hacer que otra gente le trate diferente. “Yo les aconsejo a mis pacientes que piensen bien en sus expectativas y las conversamos”, nos dice el especialista. Los mejores candidatos para la rinoplastia son las personas que desean mejorar mas no perfeccionar su apariencia. Si usted esta físicamente saludable, es psicológicamente estable y realista en sus expectativas, entonces podrá ser un buen candidato.

La edad también podrá ser una consideración. De preferencia no se opera a jóvenes entre los trece y quince años. De preferencia no se opera a jóvenes entre los trece y quince años sino hasta que hayan terminado su desarrollo – alrededor de los 14-15 años para las chicas y un poco después para los chicos. También es importante considerar el proceso de ajuste social y emocional de un joven y cerciorarse de que la operación sea algo que ellos desean, mas no sus padres.

El Dr. Patiño nos comenta que es esencial tener buena comunicación con el paciente. “Durante la consulta inicial, le preguntará que apariencia desea que su nariz tenga, evaluó la estructura tanto de su nariz como su cara y hablo con el paciente de las posibilidades. También le explico los factores que pueden influir el procedimiento y los resultados. Estos factores incluyen la estructura de los cartílagos y huesos de su nariz, la forma de su cara, el grosor de su piel, su edad y sus expectativas.”

“También le explico las técnicas y anestesia que utilizarse, en dónde se realizará la cirugía , los costos involucrados y cualquier otra información que requiera el paciente”.

 

PREPARACIÓN PARA LA CIRUGÍA DE NARIZ

Le doy las instrucciones específicas de cómo prepararse para la cirugía incluyendo, ciertas sugerencias sobre qué debe comer y tomar, acerca de fumar, sobre que vitaminas o medicamentos se deben tomar o evitar y el lavado de su cara”, nos dice el médico. Si sigue cuidadosamente estas instrucciones ayudará a que su cirugía salga más eficientemente  y sin obstáculos. Al hacer los preparativos cerciórese de hacer arreglos para que alguien lo lleve a casa después de la cirugía y para ayudarle por algunos días si es necesario.

TIPOS DE ANESTESIA

La rinoplastia se puede realizar con anestesia local o general, dependiendo del grado del procedimiento y dependiendo de lo que usted y su cirujano prefieran.

Con la anestesia local usted queda ligeramente sedado, entumeciendo su nariz y área que le rodea; estará despierto durante la cirugía, sin embargo estará relajado e insensible al dolor. Con la anestesia general usted duerme a lo largo de la operación.

LA CIRUGÍA

Generalmente la rinoplastia toma de una a dos horas aunque los procedimientos complicados pueden durar más tiempo.

Durante la cirugía, la piel de la nariz se separa de su estructura ósea y cartilaginosa en que se apoya, la cual es entonces esculpida en la forma deseada. La naturaleza de la nueva forma que se le da dependerá de su problema y de la técnica que su cirujano prefiera. Finalmente, se vuelve a colocar la piel sobre la nueva estructura.

Al terminar la cirugía se aplicará una férula para ayudar a que la nariz mantenga su nueva forma. También se podrán colocar rellenos nasales o férulas suaves de plástico en sus fosas nasales para estabilizar el puente, el cual es la pared que divide a los pasajes respiratorios.

Dr. Jorge Patiño Rodríguez
Email: info@drjorgepatino.com
Página Web: www.drjorgepatino.com

Compartir

Dejar respuesta

*