ARAÑITAS

Las arañitas son dilataciones de los capilares vasculares ubicados en la superficie de la piel. Tienen un color rojizo o violáceo.

VARICES

Las varices son venas dilatadas, generalmente superficiales (aunque pueden ser más profundas) que se agrandan y alargan y que sufren modificaciones en su pared provocando una alteración de los mecanismos para que la sangre regrese al corazón.

Los síntomas que suelen son pesadez de piernas, hormigueo principalmente en los extremos de las piernas, quemazón, ardor, hinchazón o edema de piernas.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA UNA TELANGECTÁSIA DE UNA VÁRICE?

Desde el punto de vista clínico, la telangectásia se presenta al examen físico como verdadera “arañita”. Topográficamente, afectan a los vasos más pequeños (capilares) y se ubican en las capas más superficiales de la piel. Además, suelen ser asintomáticas y afectar sólo el aspecto estético (a excepción de ciertos casos de mucha evolución).

La presencia de una várice, en cambio, indicaría la sospecha de una enfermedad del sistema venoso que debería ser evaluada. Las várices afectan a venas más grandes, ubicadas en las capas intermedias y más profundas de la piel y en los tejidos subyacentes. En estos casos, la persona refiere alguna molestia (pesadez, cansancio, dolor, etc).

¿CÓMO PREVENIRLAS?

Es importante cuidar la piel con productos ricos en vitaminas A y E, tomar mucho líquido (especialmente agua) y realizar actividades adecuadas a cada edad pero, fundamentalmente, aeróbica, sin impacto ni fuerza (pj saltar, correr, step, tennis).  Lo ideal es realizar bicicleta, natación, caminata y yoga 40 minutos al día.

En cuanto a la dieta, lo mejor es que no incluya sal, contenga pocas grasas y harinas y suficientes proteínas. Evitar el cigarrillo y, si es posible, los anticonceptivos, el calor directo (estufas, losa radiante, baños muy calientes, sol en horarios donde las radiaciones son muy fuertes o depilación con cera muy caliente por ejemplo), las posiciones fijas -sentada o parada- por mucho tiempo.

También es aconsejable utilizar calzado adecuado para los problemas de pisada si los hubiera, con un poco de taco (3 o 4 cm) y suela fina y suave; y reposar con las piernas elevadas cuando se pueda. No usar ropa apretada ya que las medias ajustadas a mitad de la pierna y las fajas que se utilizan en la parte baja del abdomen alteran el retorno venoso.

Un buen consejo es utilizar medias elásticas con ajuste de comprensión porque alivian la sensación de pesadez y evitan que la sangre se vaya hacia las venas más pequeñas y cercanas a la piel (la densidad no debe superar los 11 a 15 mm de mercurio de compresión). Lo importante es utilizarlas para las actividades laborales, no para el reposo ni para actividades físicas.

Otra alternativa es hacer masajes manuales pero siempre ascendentes y suaves; desde los pies hacia los muslos con cremas especialmente desarrolladas para piernas cansadas o geles flebotónicos

En definitiva, más allá de todo, lo importante es que no se dejen estar, y ante cualquier molestia o duda consultar a especialistas.

Dra. Adriana Szapinka, Directora de BioZone, Centro de Estética. Especialista en Medicina estética y de antienvejecimiento.

Para más información sobre BioZone:
Virrey del Pino 2714 (C1426EGR)
Tel (11) 4781-0616 & 4780-4579
www.biozone.com.ar

Compartir

Dejar respuesta

*