Hemos preparado un listado con 5 razones clave para visitar al dentista regularmente. Tanto como si lo haces como si no, deberías echarles un vistazo:

Salud: La salud es lo más importante de nuestra vida; el hecho de no cuidar nuestra boca de forma regular puede hacer que nos llevemos alguna sorpresa desagradable. El odontólogo es un profesional que sabe detectar cualquier problema en nuestros dientes, además de como iniciar el mejor tratamiento en cada caso. Piensa que una enfermedad no tratada a tiempo puede acabar haciendo que perdamos ciertos dientes y lo peor de todo es que este es un problema que afecta a un 5-20% de los adultos.

Cuidado de higiene: El dentista te puede ayudar a mantener una correcta higiene dental evitando que se puedan presentar problemas importantes en tu boca. Por ejemplo, te puede asesorar sobre cómo elegir el cepillo dental más adecuado en tu caso, así como el número de veces que nos tenemos que cepillar al día o cómo se debe de usar. También podemos saber más sobre el hilo dental, sobre los colutorios que mejor nos pueden venir.

Consejos clave de profesionales que verdaderamente entienden lo que están haciendo.

Prevención de enfermedades: No cometas el error de acudir solo a la consulta cuando detectes un problema en tu boca. El hecho de ir de forma regular a la consulta puede ser determinante para poder evitar tratamientos dolorosos y sobre todo, muy caros.

Los dentistas harán una completa revisión de tu boca, partiendo desde tus dientes, pasando por la zona de las encías y analizando otras zonas (como la lengua). La prevención es muy importante para el odontólogo y por ello, ante cualquier anomalía te explicará lo que debes de hacer.

Mantener una sonrisa bonita: El hecho de mantener una buena higiene dental se relaciona con una sonrisa bonita, además de una buena salud. Si acudimos de forma regular al dentista, lograremos mantener una sonrisa que nos gustará mostrar al mundo sin vergüenza.

Los problemas bucales pueden aislarnos de nuestro entorno, llegando al extremo de taparnos la boca siempre que nos queramos reír, incluso hasta a estar incómodos con nuestro círculo de amistades.

Ir al dentista no solo nos ayudará a conseguir resultados físicos, sino que también elevará nuestra autoestima, sintiéndonos mucho mejor con nosotros mismos.

Ahorro: Y si, aunque parezca mentira, el hecho de acudir de forma regular al dentista nos puede ayudar a ahorrar mucho dinero. Es cierto que cada visita tiene un coste determinado, pero la prevención que conseguiremos en cada una de las consultas nos servirá para tratar pequeños problemas que pueden convertirse en algo mucho más grave si no se hubiera detectado a tiempo.

Por ejemplo, una caries pequeña puede solucionarse tan solo en una sesión pero si no la detectamos antes de que se complique, es posible que llegue a afectar, incluso, hasta al hueso, lo que incurrirá un coste de tratamiento nada económico.

Estas son las principales razones para acudir al dentista de forma regular.

Autor: Ortodoncia Nakpil Bueno – Marbella

Compartir

Dejar respuesta

*