Muchas veces se presentan en el gabinete clientas que se realizaron la aplicación de sustancias de relleno o toxina botulínica para disimular arrugas en el rostro, a continuación detallamos que hay que tener en cuenta en estos casos y los tratamientos posibles a realizar.

Lo primero a tener en cuenta, es que se debe esperar al menos 10 días luego de la aplicación para evitar interferir en la reabsorción del producto y quitarle efecto. Pasados los 10 días, podemos realizar tratamientos estéticos, sin problemas.

En el caso de la aplicación de toxina botulínica, los equipos que no vamos a poder utilizar son aquellos que implican corrientes eléctricas para electroestimulación. Ya que la persona tendría el músculo paralizado, para evitar justamente la formación de arrugas/líneas de expresión a través de la gesticulación zonal, por lo tanto no sería necesario este tratamiento. Los tratamientos a realizar en este caso podrían ser para mejorar la calidad de la piel, tanto a nivel superficial como a nivel profundo, como por ejemplo radiofrecuencia y puntas de diamantes.

En el caso de la aplicación de sustancias de relleno ( como puede ser ácido hialurónico)  es muy difícil que se necesite mejorar algún inesteticismo en la zona como arrugas o calidad de piel, por lo cual se va a trabajar el resto del rostro principalmente con el tratamiento que se crea necesario.

En el caso de la electroestimulación facial, se utiliza para tonificar los músculos y mejorar la apariencia de flacidez. Este tratamiento debe ir de la mano con  radiofrecuencia ( E-Radyan, radiofrecuencia tripolar resistiva), para trabajar también la flacidez de piel, y de este modo poder notar mejores resultados y de forma más rápida. La radiofrecuencia actuaría mejorando la calidad de las fibras y engrosando la dermis y la electroestimulación facial por corrientes exponenciales (Dermatron) aumentará el tono muscular, que a medida que pasan los años se va debilitando.

En cualquiera de los casos podemos realizar microdermoabrasión por puntas de diamantes (Brumipeel) para mejorar la suavidad del tejido y eliminar impurezas. Realizar alrededor de 4 sesiones, una vez por semana, ayudaría a conseguir una piel más luminosa, suave al tacto y más hidratada, ya que luego de realizar la microdermoabrasión, la piel absorbe mejor los productos que se colocan a continuación, por lo cual se aprovecha la sesión para utilizar productos con alto poder hidratante.

En conclusión, lo más importante es esperar el tiempo correspondiente luego de las aplicaciones de las sustancias de relleno o toxina botulínica para poder realizar todos los tratamientos de forma segura.

Noelí Belén Mandrino
Técnica Dermatocosmiatra
Más información CLICK AQUÍ

Compartir

Dejar respuesta

*