Para todo el rostro, solo para los ojos, los labios o el cuello; tipo máscara; con retirado ‘peel-off’… Su textura, presentación, beneficios y modo de aplicación son infinitos. El movimiento ‘masking’ es un hecho. Sin embargo, con tanta oferta es normal que no sepas qué mascarilla elegir. “Para dar con la más adecuada para ti es muy importante que conozcas las necesidades de tu piel y que tengas claro qué objetivo quieres conseguir; si no, no obtendrás el efecto deseado”, asegura Marta Gamarra, directora de formación de Rodial y Novexpert. Ella te da las claves para que encuentres cuál es la más indicada para ti.

En crema

  • Sus características: Son las más comunes y las más utilizadas. Aportan agua y gran cantidad de nutrientes, por lo que son ideales chicas con un cutis seco y también para reparar la piel en los días de sol.
  • El consejo de la experta: No te limites a usarlas solo en el rostro. Aprovecha sus beneficios sobre cuello y escote.

Peel-off

  • Sus características: A pesar de que se las asocia normalmente con la los puntos negros, también retiran impurezas, células muertas. Además, dependiendo de los ingredientes que contengan, alisan arrugas o afinan poros.
  • El consejo de la experta: Este tipo se retira cuando, una vez puesta sobre el rostro, deje de ser brillante y se convierta en mate. Y recuerda que el retirado se hace de las esquinas hacia al centro de la cara.

De arcilla

  • Sus características: Son perfectas para limpiar el rostro y eliminar toxinas. Y, aunque antiguamente este tipo de mascarillas estaban relegadas a las pieles grasas, ahora incorporan principios activos hidratantes y calmante, que las hacen perfectas para todos los tipos de pieles.
  • El consejo de la experta: Es mejor no usarla sola, sino hacerlo como tratamiento previo a una mascarilla hidratante. Úsala una vez a la semana, con un tiempo de exposición de 15 a 20 minutos, para liberar tu cutis de impurezas.

Exfoliantes

  • Sus características: Incluyen pequeñas partículas que exfolian el rostro, arrastrando impurezas y pieles muertas. Por eso, una vez te la apliques sobre la cara, debes realizar un masaje en círculos, de forma suave para no irritar.
  • El consejo de la experta: Tras su uso la piel está más receptiva a todos los tratamientos que le apliques a continuación; así que aprovecha para usar después una mascarilla en crema o una de biocelulosa.

De biocelulosa

  • Sus características: Causan furor por su por su efectividad y comodidad, ya que proporcionan lo mejor de un centro de belleza sin salir de casa. Vienen del mercado asiático y están impregnadas de principios activos muy variados en función del resultado que busques: antiarrugas, para dar luminosidad, para hidratar, nutrir, relajar, aclarar la tez…Sus ingredientes más comunes son el ácido hialurónico y el colágeno.
  • El consejo de la experta: Realiza una suave exfoliación antes de ponerte ‘la máscara’ y lograrás un resultado digno de alfombra roja.

Fuente: cosmopolitan.es

Compartir

Dejar respuesta

*